Caudalimetros Electromagnéticos

Principio de funcionamiento. Los caudalímetros electromagnéticos están basados en la Ley de Faraday y miden el paso de un lí­quido, eléctricamente conductivo, a través del tubo de medición donde se induce una tensión eléctrica entre dos electrodos opuestos cuando se le aplica un campo Electromagnético perpendicular al mismo. Esta tensión es proporcional a la velocidad del lí­quido y, por lo tanto, a su caudal.

Principales Ventajas. Estos caudalímetros son del tipo no Intrusivo, es decir, que no existe ninguna pieza, ni fija ni móvil, dentro del conducto que restrinja el paso del lí­quido. Esta caracterí­stica presenta varias ventajas:

  • Menor pérdida de carga.
  • No le afectan los golpes de ariete de las instalaciones.
  • Menores costes de mantenimiento mecánico
  • Facilidad de limpieza. Este aspecto es muy importante en la industria alimentaria.
  • Posibilidad de medir líquidos con solidos en suspensión.
  • Amplio rango de medición con precisión.

Tipo de líquidos. Los caudalí­metros electromagnéticos solo pueden medir líquidos que tengan una conductividad superior a 50 µS/cm, es decir, agua con algún otro componente. No pueden utilizarse para medir, por ejemplo, agua osmotizada o desmineralizada. Las principales aplicaciones que tienen estos equipos son:

  • Lí­quidos alimenticios como Leche y productos lácteos, cerveza, vino, sopas, ciertas salsas, sopas y caldos no viscosos etc.
  • Aguas
    • Potables
    • Residuales
    • Riego
    • Abrasivas, con lodos o sólidos en suspensión.
  • Lí­quidos quí­micamente agresivos como amoniacos, algunos ácidos, sosa etc.

Intervalo de Medición. Un aspecto a destacar en este tipo de caudalímetros, es el intervalo de medición ya que, para un modelo determinado, el caudal máximo llega a ser 100 veces superior al mí­nimo.
Material constructivo. Los caudalímetros Electromagnéticos se fabrican en diferentes tipos de materiales, pero quizás, las partes más importantes sean aquellas que están en contacto con el lí­quido, es decir, el revestimiento interno y los electrodos.
El revestimiento interno puede ser de teflón o de diferentes tipos de gomas más o menos resistentes a la abrasión, y lo electrodos pueden ser de Acero inoxidable, Hastelloy, Titanio o Tíntalo.

Instalación. Como norma general, los caudalí­metros electromagnéticos deben instalarse con un tramo recto, antes y otro después, del mismo diámetro interno que el contador y de una longitud 10 veces dicho diámetro interno.
Asimismo, la instalación debe hacerse de tal forma que el equipo siempre está lleno de líquido y debe eliminarse la posibilidad que pase aire por el mismo, ya que en este caso, la medida sería errónea.

Conexionado mecánico a proceso. Dependiendo del modelo, las conexiones a proceso pueden ser:

  • Bridas para los modelos AFS, AFG y AFT
  • Rosca Alimentaria NW o clamp para el modelo AFS
  • Otras conexiones, a petición del cliente, para los modelos AFS.

Alimentación. Los caudalí­metros Electromagnéicos se pueden alimentar con 220 VCA ó 24 VCC, según las necesidades del cliente.

Salidas Eléctricas. Todos los caudalímetros electromagnéticos se suministran con las siguientes salidas eléctricas:

  • Salida Digital - Pulsos libres de potencial
  • Salida Analógica 4-20 mA.

Lectura local. Los caudalímetros Electromagnéticos se suministran con un cabezal de lectura local, con una protección IP-65, que indican:

  • El TOTAL de litros que han pasado por el equipo.
  • El CAUDAL INSTANTANEO